Inicio  Busqueda  Contactenos  Mapa del Sitio  Galeria  

English Español  

Demanda de Teca
La teca es singular en todo el mundo

Aunque su popularidad está siempre en ascenso, sus bosques naturales se reducen a un ritmo alarmante. La demanda mundial de la teca aumenta año tras año pero la oferta se ha reducido significativamente en los últimos años. La población mundial está creciendo a una tasa de 100 millones de personas por año. La Organización Alimenticia y Agrícola de las Naciones Unidas calcula que aumentará la demanda de todos los tipos de madera en un 50% en menos de 15 años. Diversos grupos de conservacionistas indignados por el ritmo de la desforestación a nivel global, libran guerras ambientalistas. La industria maderera deberá efectuar cambios significativos en el futuro.

(Transporte de troncos en Darién)

La teca es oriunda de solo cuatro países en todo el mundo.

Burma (Myanmar), Tailandia, Laos e India son el grupo de países que cuentan con un número de bosques naturales de teca. La teca natural se ha convertido casi en una especie en peligro de extinción. La teca tiene una zona de crecimiento sumamente estrecha. Las áreas propicias para un crecimiento vigoroso están confinadas a una estrecha banda alrededor del ecuador. Asimismo, el suelo tiene que ser fértil y la teca no crece bien en elevaciones mayores a los 600 metros . Algunos países africanos tiene plantaciones de teca pero la inestabilidad política y los conflictos que los aquejan, hacen que la inversión a largo plazo se haga peligrosa para el inversionista prudente. Otros países como Indonesia tienen extensas plantaciones de teca pero están estrictamente controladas por sus gobiernos.

Durante siglos, los antiguos reyes de Burma y Tailandia consideraron la teca como un árbol real controlado por estrictas proclamas y protección real. Tailanda tuvo una vez 100 millones de rai (6.25 rai = una hectárea) de bosque natural de teca y ahora prácticamente no tiene ninguna. La tala de madera de teca está prohibida en Tailandia desde 1983, y todos los árboles de teca en Burma se encuentran bajo la jurisdicción del gobierno.

Los bosques de teca están estrictamente controlados por muchos gobiernos debido a su enorme importancia monetaria y ecológica para la nación. La teca es un preciado recurso.

Burma es el mayor exportador de teca de alta calidad, y actualmente produce el 80% del suministro mundial. En su hábitat natural, la teca crece de manera esparcida con de uno a cinco árboles por acre solamente. En Burma se han clausurado algunos bosques debido a la tala excesiva. Los especialistas de la Organización Alimenticia y Agrícola (FAO) estiman que un número tan alto como 1,500,000 acres han sido devastados. La tala indiscriminada y el contrabando transfronterizo han socavado la sostenibilidad de la producción de teca burma.

Los últimos grandes bosques lluviosos de teca restantes en el mundo están ubicados en Burma, y serán talados por el Gobierno Burmo para el año 2000, para financiar su guerra civil. Posteriormente, la demanda mundial de teca tendrá que ser satisfecha por las relativamente pocas plantaciones de teca que existen alrededor del mundo. La teca, que ya es un escaso recurso, se habrá casi extinguido.

Los grupos ambientalistas y los ciudadanos preocupados en América y Europa están ejerciendo presión para que se introduzca legislación que permita solo las importaciones de madera procedente de plantaciones, o maderas extraídas de bosques de producción sostenible. De aprobarse dicha legislación, la misma tendría un efecto devastador en algunos de los países productores de teca, pero aumentaría dramáticamente el valor de las plantaciones administradas profesionalmente.

La continua demanda de este escaso producto deberá elevar el precio de la teca substancialmente. Históricamente, el precio de la teca exportada de Indochina aumentó entre 1970 y 1986, a una tasa combinada anual del 17%. La Asociación Norteamericana de Maderas Duras informa que el precio de la teca registró un aumento del 625% entre 1988 y 1992. Recientemente, las alzas en los precios han sido más dramáticas. La madera que se vendía entre $3.00 y $4.50 dólares (EE.UU.) por pié de tabla ahora se vende entre $6.00 y $10.00 dólares (EE.UU.) con las mismas especificaciones.

A pesar de que los árboles de las plantaciones nunca alcanzarán el tamaño de los bosques naturales más antiguos de teca, es reconfortante saber que en la edición de julio de 1995 de la aclamada revista National Geographic, se indicaba que algunos árboles de teca fueron vendidos por $20,000 dólares (EE.UU.) cada uno.

La National Geographic Society también informa que los últimos bosques de teca que quedan en el mundo habrán sido talados para el año 2000. Los países alrededor del mundo, motivados por la preocupación ambiental ocasionada por la devastación de los bosques tropicales, están prohibiendo la importación de maderas duras tropicales, la teca inclusive, a menos que proceda de fuentes de producción sostenibles. Los directivos de la United Nature, Inc. han entrevistado consultores en maderas duras tropicales, ingenieros forestales, vendedores a granel de maderas duras, y especialistas en bosques lluviosos con respecto a la oferta y demanda de la teca durante la próxima década. Su conclusión es que casi todos los bosques de teca que quedan en la actualidad habrán desaparecido para finales de siglo.


La teca tiene múltiples usos, su demanda es insaciable, su precio siempre está en ascenso y su oferta es limitada.


 




Panamá, El Cangrejo
Apart. Postal 082305915 Panamá 7

Tel: (507) 393-9692
Fax: (507) 393-9693


Lo más bello que podemos experimentar es lo misteriosola fuente de todo arte y ciencia verdaderos.

ALBERT EINSTEIN



¿Qué es un bosque lluvioso tropical?
La tierra es un gran invernadero, salvaje y desordenado, creado por la naturaleza para sí misma... ¡Cuán grande sería el deseo de todo admirador de la naturaleza de poder contemplar, si fuera posible, el paisaje de otro planeta!... Sin embargo, pudiera afirmar, que cualquier persona tendrá ante sí las glorias de otro mundo.

CHARLES DARWIN
The Voyage of the Beagle ("El viaje del pachón"), cuando experimentó por primera vez el bosque lluvioso tropical hace más de siglo y medio.