Inicio  Busqueda  Contactenos  Mapa del Sitio  Galeria  

English Español  

¿Por qué Panamá?
La teca crece únicamente dentro de una banda sumamente estrecha alrededor del mundo, ubicada a 20 grados del ecuador. Aunque no es oriunda de Panamá este pequeño país ofrece condiciones singularmente perfectas tanto geográficas, como climatológicas, y geomórficas para la producción de teca de alta calidad. En Panamá se han registrado algunas de las tasas más rápidas de crecimiento en el mundo.

Además de implementar una fuerte política de conservación, el Gobierno de Panamá ha aprobado programas de incentivo para promover proyectos de reforestación. Estos programas de incentivos comprenden beneficios tales como el otorgamiento del estatus de residente y varias exenciones tributarias.

Por medio de la Ley 24 del 23 de noviembre de 1992, el Estado Panameño crea incentivos para las actividades de reforestación en la República de Panamá. Asimismo, el Decreto Ejecutivo No. 89 del 8 de junio de 1993, también reglamenta en el sentido de que los proyectos de reforestación no estarán sujetos a ningún tipo de impuesto sobre la renta con respecto a la madera que produzcan los mismos.

Beneficios para los extranjeros

Cualquier extranjero que participe en un proyecto de reforestación con una inversión mínima de EE.UU. $40,000, tendrá derecho a obtener su residencia en la República de Panamá. El anterior es otro incentivo que ofrece la legislación panameña para el desarrollo de proyectos de reforestación y que constituye un incentivo adicional a los anteriormente expuestos, que fueran establecidos para los inversionistas.


 




Panamá, El Cangrejo
Apart. Postal 082305915 Panamá 7

Tel: (507) 393-9692
Fax: (507) 393-9693


Lo más bello que podemos experimentar es lo misteriosola fuente de todo arte y ciencia verdaderos.

ALBERT EINSTEIN



¿Qué es un bosque lluvioso tropical?
La tierra es un gran invernadero, salvaje y desordenado, creado por la naturaleza para sí misma... ¡Cuán grande sería el deseo de todo admirador de la naturaleza de poder contemplar, si fuera posible, el paisaje de otro planeta!... Sin embargo, pudiera afirmar, que cualquier persona tendrá ante sí las glorias de otro mundo.

CHARLES DARWIN
The Voyage of the Beagle ("El viaje del pachón"), cuando experimentó por primera vez el bosque lluvioso tropical hace más de siglo y medio.